Poncho salió del nosocomio este lunes; sin embargo, horas después y debido a los medicamentos tan fuertes que está tomando, entró en crisis, por lo que tuvo que ser trasladado en ambulancia al hospital privado North Central Baptist, también en Texas, se informó en un comunicado.

Pero hoy fue dado de alta de dicho centro hospitalario y llevado en un avión-ambulancia desde San Antonio para ser internado en Mazatlán, donde continuará con su atención médica, a la espera de su pronta recuperación.

El mismo comunicado abundó que Lizárraga no se fracturó la pierna derecha, sino que debido a los golpes tan severos que recibió, tiene mucha sangre acumulada que le ha provocado hinchazón y le impide caminar.

“Además de esa sangre acumulada, tiene golpes internos que le provocan temperaturas muy altas y conforme vayan bajando los golpes y se disuelva esa sangre, disminuirá su temperatura”.

Se especificó que el líder de la agrupación no requiere de ninguna operación, sólo permanecer inactivo cerca de tres meses, con un collarín especial que le impida cualquier tipo de movimiento que le agrave su lesión.

Nota por: radionotas