Gruperos suertudos en el amor

Muchas podrán decir que ninguno de estos gruperos se parece a Sebastián Rulli, sin embargo, todos tienen algo en común: tienen lo que se conoce como “un no sé qué, que qué se yo”, pues sin ser los grandes galanes de telenovela, conquistan a las mujeres sólo con su encanto, simpatía y talento.

Larry Hernández

Kenia Ontiveros es la dueña del corazón de Larry y, aunque han pasado momentos complicados, incluyendo la aprehensión del intérprete, se ven más enamorados que nunca y hasta podemos decir que es gracias a ella y al amor que le brinda al intérprete que hoy es un hombre mucho más tranquilo y centrado.

La mujer es muy guapa y claro, Larry está acostumbrado a los piropos que le escriben en redes sociales.

Buenos Días y feliz Jueves

A post shared by Larry Hernandez (@larryhernandez) on

Edwin Luna

El vocalista de La Trakalosa de Monterrey parece tener la receta para conquistar mujeres súper sexys, pues tras haberse separado de la actriz Alma Cero, con quien estuvo casado tres meses, ha logrado enamorar a esta guapísima modelo venezolana, con quien pasó su último cumpleaños y que, hay que decirlo, se ve que lo consiente mucho.

https://www.instagram.com/p/BYugEOeFoaG/?hl=es&taken-by=edwinlunat

José Manuel Figueroa

Ninel Conde y Ana Bárbara son sólo dos de las guapas mujeres que han caído ante los encantos de José Manuel, quien seguramente heredó el talento de su padre, Joan Sebastian. El cantante tiene pinta de romántico y conquistador, cualidades que le han dado resultado cada vez que le gusta una mujer.

https://www.instagram.com/p/BV7hgicAVe_/?hl=es&taken-by=josemanfigueroa

Joan Sebastian

Aunque ya no está presente, Joan Sebastian sigue en los corazones de sus fans y, probablemente, en algunas de las mujeres que logró enamorar con sus canciones y sus detalles.

El cantante era famoso por conquistar a mujeres guapísimas gracias a su romanticismo y sus composiciones, las cuales demuestran que, sin duda, usaba la palabra como su arma de seducción.

Deja tu comentario

También te gustaría